Las ideas por si solas
no generan un emprendimiento
necesitamos ponerla en acción.
Y para ello, despejar el camino
de todos aquellas piedras 
que se nos presenten:
- Pensamientos negativos
- Opiniones de terceros
- Supocisiones nefastas
- Carencia
- Frustración previa, etc